Ronin literario: “el autor ha de ser la primera espada que defienda su obra”

En la época del boom de la autopublicación, parece una locura que alguien decida montar una editorial que invierta parte de sus esfuerzos en la publicación tradicional. Pero no lo es, sobre todo cuando la literatura es una de tus pasiones. Ronin Literario (link) nació como un blog de reseñas (link) donde sus autores demostraban su amor por los libros. Desde entonces, han querido evolucionar hacia un espacio en el que dar voz a escritores a través de la publicación cuidada de sus libros, ya sea con ellos o ayudándoles en su autopublicación.

Carla: Antes que nada, quiero agradeceros el tiempo que me concedéis porque sé que tener una empresa no deja mucho rato libre.

En primer lugar, me encantaría que me explicarais qué hizo que os abrierais un blog.

Ronin Literario: Gracias a ti por acogernos e interesarte por nuestro trabajo.

En aquella época, a mediados de 2015, habíamos observado que muchos de los blogs de reseñas que leíamos o eran demasiado “buenistas” con las novelas o se dedicaban a hacer sangre de forma injusta y dañina, tan solo por las visitas que atraen el morbo del odio. Ante ese panorama creímos que tanto los autores como los lectores podían agradecer otro tipo de reseñas y decidimos crean la figura del reseñador ronin: un reseñador duro e insobornable pero honorable y respetuoso. Tratábamos de destacar tanto virtudes como defectos de las obras pero siempre de una forma constructiva, sin intención de menoscabar el trabajo del autor.

C. Me gustaría que nos hablarais un poco de los servicios que ofrecéis a vuestros clientes.

RLPrincipalmente somos una pequeña editorial de género que publica a autores hispanohablantes. Desde este año, en vistas de la gran cantidad de gente que tiene obras por publicar y que con nuestro presupuesto no podemos cubrir, decidimos ofrecer un servicio de edición en el que ponemos al servicio del autor nuestra experiencia y trabajo, pero sin vincularnos con la publicación final de la obra. Unos servicios que incluyen crítica creativa, revisión ortotipográfica y de estilo o maquetación de textos. Nos adaptamos a cada caso y no tenemos problemas en responder a cualquier duda, así que el que esté interesado que nos contacte.

C. Gracias a la entrada que escribisteis en vuestro blog (link), sabemos que vuestra misión es ayudar a esos ronins o escritores independientes a través de la crítica literaria. Además, os habéis especializado en géneros con una alta influencia oriental sin obviar la fantasía o el noir.  Pero vamos a centrarnos en el género de las artes marciales y los samuráis. ¿Hay mercado de ese tipo de obras en lengua hispana? Y me refiero tanto a oferta como a demanda.

RL. Pues parece ser que cada vez hay más. No son pocos los autores que se han sumergido en el chambara y están creando muy buenas historias. Además, el público que se atreve con ellas muy pronto descubre que no se alejan mucho de las clásicas aventuras de capa y espada pero con ese toque exótico que le otorga la diferencia cultural entre oriente y occidente.

No sabemos que podrán decir otras editoriales al respecto, pero nosotros tenemos bastantes lectores que confiaron en nosotros para probar el género y que ha pasado a estar entre sus favoritos.

Nosotros somos realistas. Sabemos que es un nicho pequeño, pero es un nicho que nos encanta nutrir.

C. Desde vuestra experiencia, ¿qué géneros están funcionando mejor? Es decir, ¿cuáles tienen más público? ¿Consideráis que hay alguna razón detrás de que unos géneros funcionen mejor que otros?

RL. De los géneros que publicamos nosotros el que más llega a los lectores es la fantasía. Suponemos que lo que hace funcionar unos géneros mejor que otros es la aceptación del público. Desde hace unos años, gracias al cine y la televisión, la fantasía ha dejado de ser algo exclusivo para freaks y se ha abierto bastante más al público mayoritario.

Aunque no siempre es el género lo que atrae al lector, muchas veces es un autor concreto lo que buscan los lectores y confían en aquello que escribe independientemente de su temática o ambientación.

C. Ahora hablemos de los autores que publican bajo vuestro sello. ¿Os encuentran ellos o los buscáis vosotros?

RL. Pues depende. Al principio éramos nosotros los que los buscábamos. Acabábamos de empezar y nadie sabía que existíamos. Pero pronto las tornas cambiaron y empezaron a llegar muchos autores interesados en nuestra forma de trabajar y muchos manuscritos que leer. A veces es bastante abrumador.

C. Y, cuando los buscabais vosotros, ¿cómo lo hacíais?

RL. Antes de empezar como editorial pudimos estudiar un poco la escena nacional gracias al blog de reseñas. Simplemente buscamos autores que nos parecieran afines al estilo narrativo que queríamos publicar y les propusimos que escribieran para nosotros.

C. Además de la obra, que debe tener mucho potencial para pasar a formar parte de vuestro catálogo, ¿en qué otras cosas os fijáis del autor? ¿Tiene importancia para vosotros que se muevan bien en redes sociales?

RL. Nosotros nos fijamos en tres aspectos principales: la historia y su afinidad a nuestra línea editorial, la disposición del autor a trabajar el texto para pulirlo y su voluntad para asistir a eventos o promociones que podamos conseguirle. Hoy en día, en la literatura independiente, el autor ha de ser la primera espada que defienda su obra ya que difícilmente logrará llegar al lector a través de otros.

 

C.  Por último, vamos a hablar de mi libro. No, en serio, no voy a convenceros de que me publiquéis (todavía), pero sí me gustaría que me hablarais de cómo os dais a conocer, a vosotros y a vuestros autores.

RL. Las redes sociales son muy importantes para darse a conocer, te permiten tener un trato cercano e inmediato con tus lectores y su alcance es ilimitado. Pero en las redes sociales hay mucho ruido, por eso creemos que no hay que descuidar las redes sociales “analógicas”. Ir a eventos, festivales, organizar presentaciones, darte a conocer de forma física es la mejor forma de llegar a tu público y de relacionarte con otras personas que, como tú, aman la literatura. Twitter y Facebook ayudan a mantener el contacto, pero la mejor forma de conocer a alguien es en persona.

Estoy de acuerdo. De hecho, ha sido gracias a Twitter que he conocido a David y a Víctor, estos ronins aventureros. Y gracias a las redes sociales, también, me ha llegado toda su obra y sus novedades. ¿Qué haríamos sin ellas?
Lo que está claro es que esta pareja (convertida recientemente en un trio [link]). ¡Enhorabuena, Raquel!) tiene las ideas claras y nos ofrecen un proyecto muy interesante que voy a ver crecer y seguiré con atención.

De nuevo, chicos, muchas gracias por concederme este tiempo para conoceros mejor. ¡Nos seguimos leyendo!