Cómo vivir de la escritura: metas y objetivos del escritor I

Decía Roberto Carlos que él quería tener un millón de amigos para “así más fuerte poder cantar”. A nosotros no nos vendrían mal un millón de lectores, ¿verdad? Y pensaréis que eso es casi un sueño, algo muy complicado de conseguir hoy en día. Es cierto, es complicado. Pero no imposible. Lo que está claro es que, si no te propones cumplir ese sueño, no vas a conseguirlo. Por eso, tienes que identificarlo y buscar los pasos que debes seguir para hacerlo realidad.

Metas Vs objetivos

Estoy segura de que tienes un propósito, o varios, en tu vida. Quizá quieres ser doctor en física cuántica, ostentar el título de mayor coleccionista del mundo en escarabajos peloteros de cuerpo azul o vivir de tu escritura. Cada uno de estos propósitos es una meta y los objetivos son los pequeños pasos que hay que cumplir para conseguirlo.

Relaciones públicas para escritores metas y objetivos
Juan quiere ser el mejor saltador entre polvo blanco del mundo. No cuestiones sus sueños.

Para que lo entiendas mejor, voy a hacer un símil con un viaje. Entonces, ¿cómo definiríamos las metas y los objetivos?

Un ejemplo de meta en un viaje respondería a “Qué es lo que quiero conseguir”. Por tanto, la meta sería “Carla visitará Japón en 2019 durante tres semanas”.

Por otro lado, los objetivos son las acciones que debo tomar para conseguir ir a Japón. Un objetivo sería: “Carla ahorrará 150€ cada mes hasta junio de 2019”.

Iba a hacer un mega post sobre las metas y los objetivos pero después de cuatro hojas de Word he pensado que igual acababais de mi hasta el gorro así que, en esta primera parte, veremos qué son las metas y cómo se escriben.

Las metas

Soñar es gratis. Además, la realidad y el síndrome del impostor no vendrán a pisotear con saña ese sueño mientras lo tengamos a buen recaudo en nuestra cabeza. Sin embargo, si no lo sacamos de ahí y lo ponemos sobre la mesa, tampoco vemos qué podemos hacer para conseguirlo.

Ese sueño del que hablo es nuestra meta. Pero, ¿qué es una meta para ti como tu propio relaciones públicas?

Tu meta como escritor es el resultado de tus esfuerzos, aquello que quieres conseguir con tus acciones.

Identificar y definir tus metas te ayudará a ser más efectivo y conseguir antes y mejor tus sueños.

Cuántas metas de escritor puedes tener

Puedes tener una o más metas dependiendo de tus ganas de conseguir cosas. Habitualmente, todas las metas que escribamos están relacionadas e, incluso, jerarquizadas. Por ejemplo:

  • Vivir de la escritura
  • Ser reconocido en tu país
  • Que los lectores confíen en ti y en tu libros
  • Ser un influencer en Twitter sobre literatura
  • Que tu blog de escritor triunfe

Como veis, todas estas metas podrían retroalimentarse unas a otras o bien funcionar por separado. Yo recomiendo que todas las metas que queramos alcanzar se entrelacen ya que, así, es mucho más fácil y responderán a una súper ultra mega maxi meta común: triunfar más que la mezcla de Coca-cola y Fanta en una fiesta de cumpleaños de los 90.

Metas y objetivos de relaciones públicas para escritores
Saber qué caminos coger para llegar a destino es más rápido, más corto y gastas menos energía que ir probando una carretera tras otra -que es lo que hago yo cuando no llevo GPS-

Cómo escribir tus metas de escritor

Las metas no pueden escribirse de forma excesivamente general ni con poca información. Aquí tienes todas la pautas que necesitas para escribir tus metas y me usaré a mí como ejemplo:

  • Las metas responden a una pregunta: ¿Qué quieres conseguir a través de tus acciones de comunicación y relaciones públicas? En mi caso, como relaciones públicas y escritora de fantasía, podría responder: “Carla Campos será reconocida como relaciones públicas”. O bien: “Carla Campos será reconocida como promesa de la literatura fantástica en España”.
  • Escribe tus metas en futuro: cada meta es una predicción de lo que va a pasar, sí o sí, en un futuro. Por ejemplo: “Los lectores de fantasía confiaran en mí por mis novelas bien escritas y originales”. Nada de “me gustaría que confiaran en mí” o “podrían confiar en mí”. Lo primero para alcanzar tus metas es que tú tengas claro que las vas a conseguir.
  • Una meta, un propósito: como te decía antes, puedes tener tantas metas como quieras. Eso sí, no vale mezclarlas. No puedes escribir algo como “Carla Campos será reconocida como influencer en Twitter y tendrá una gran audiencia en su blog” porque entonces desvirtúas tus propósitos y, sobre todo, mezclarás los objetivos que te marcarás para cumplirla. Ve propósito a propósito.
  • Metas simples y claras: Las metas deben escribirse con una sola frase y, sobre todo, no explicar cómo vas a conseguirlas. Para eso tienes los objetivos, que veremos más adelante.
  • No confundas metas con objetivos: Podemos tener tentaciones de escribir un objetivo en lugar de una meta. Por ejemplo, decir que “carlacampos.blog recibirá tres mil visitas diarias en 2018” no es una meta, sino un objetivo que me ayudará en la meta “Carla Campos será reconocida como relaciones públicas”.

 Ejemplo de metas de escritor

Por si estás hecho un lío o no tienes muy claro cómo escribir tus metas, te dejo algunos ejemplos que pueden servir a cualquier escritor. Utilizaré la letra X como genérico, para que lo cambies por tu nombre o tu libro.

  • X vivirá de la escritura en 2019.
  • X será reconocido en España como escritor de Ciencia ficción/realismo mágico/literatura histórica.
  • El blog de X será la mejor web sobre reseñas/escritura/tips para autores.
  • Los libros de X cambiarán de plataforma digital con la menor confusión posible.
  • X aparecerá en programas de televisión/blogs de prestigio sobre literatura/etc.
  • Los lectores de fantasía/ciencia ficción/loquesea considerarán a X la promesa de la literatura de ese género.

 Como veis, no hago mención a las ventas. Las metas de venta son de marketing y, aunque la relación con el público y las ventas existe y sin una no se da la otra, las relaciones públicas se centran en lo primero.

Tu sueño está aquí al lado: escribe tus metas

 La semana que viene vendrá la segunda parte de este post en el que hablaré sobre los objetivos. Mientras tanto, y ahora que ya sabes qué es una meta, ¿puedes decirme cuál es la tuya? ¿Qué es lo que quieres conseguir? ¿Qué quieres ser?

Tienes una semana para ponerte las pilas y averiguarlo. Por supuesto, si tienes alguna duda de cómo escribirlas o cómo enfocarlas, déjame un comentario en este post y te ayudaré.

EDITADO: La segunda parte de “Cómo vivir de la escritura: metas y objetivos” ya está publicada. Puedes leerla en este (link).

 

Imagen de las dos chicas alcanzando sus metas por Ian Schneider en Unsplash (link)

Imagen de hombre saltando por Frank McKenna en Unsplash (link)

Imagen de mapa por Rawpixel.com en Unsplash (link)